Chuquisaca, un departamento intensamente vivo

Con costumbres y tradiciones variadas y arraigadas junto a sus habitantes.

En un rápido viaje al interior del departamento de Chuquisaca, pudimos asombrarnos de sus paisajes, degustar su deliciosa comida, sonreír con su gente, tomar sus bebidas y deleitarnos con lo colorido de sus mercados, además de curiosear en sus costumbres y tradiciones.

Cerca de Sucre Capital, por carretera asfaltada esta Yamparaez, un pueblo pequeño, donde las casas en su generalidad son de adobe, una población con una gran cultura, sitio donde su nombre representa a una nación milenaria, la Nación Yampara, en medio de un clima árido y frio se levanta imponente un monumento al Yampara en plena faena, muestra de su aguerrido carácter y su valentía.

Siguiendo en la misma ruta a unos minutos llegamos a Tarabuco,  tal vez el pueblo ícono de la Cultura Yampara, en donde se cuenta que en la batalla de Jumbate,  en 1816 entre los realistas españoles e indígenas, salieron vencedores los últimos y eufóricos por la victoria  abrieron los pechos de los derrotados y les sacaron el corazón procediendo  a comérselos, por esta acción fueron conocidos como “Sonko Micus” palabras quechuas que quiere decir  “come corazones”.

Ya siguiendo nuestro viaje nos dejamos encantar con el ajicito del municipio de Padilla, o su Chicharrón de cerdo con tostado, o un frito, o una fritanga, delicias culinarias que sólo en ese municipio se puede degustar con la característica  de tradición y costumbre.

Y a solo unos minutos de Padilla, esta Villa Serrano un municipio donde nació Don Mauro Núñez, el mejor exponente del Charango en Chuquisaca y a un lado de la plaza principal descansan sus restos junto a un monumento al Charango, sin duda orgullo de todo serranense, pero también es inevitable probar su riquísima Chicha, elaborada de manera tradicional y con la sabiduría ancestral.

Chuquisaca se puede jactar de tener una variedad de climas y zonas geográficas distintitas, es por eso que la zona de los Cintis donde se encuentran los municipios  de San Lucas, Camargo, Villa Abecia, Culpina, Incahuasi y Villa Charcas, son lugares llenos de vida y picardía con buen vino y coloridos mercados donde las frutas y sus derivados son ofrecidos a los visitantes.

Y por último el Chaco con una gran riqueza ganadera y un clima que haciende a los 40 grados, de gente linda, amable y llena de fuerza, donde es fácil encontrarse con una res en medio del camino buscando pasto o volviendo a su hogar, lugares de colores verdes y llenos de sol.

Chuquisaca un departamento de gente alegre, de costumbres enraizadas y de vivencias sentidas, un lugar extenso pero intensamente vivo, un departamento para conocer sin volver atrás.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search